La evaluación científica lo confirma: Las asambleas de ciudadanos a nivel federal son un complemento útil del parlamento

20. May 2021 Uhr

El Instituto de Investigación sobre Democracia y Participación (IDPF) de la Universidad de Wuppertal y el Instituto de Estudios Avanzados sobre Sostenibilidad (IASS) de Potsdam han presentado hoy (20 de mayo) los resultados de la evaluación de la Asamblea de Ciudadanos "El papel de Alemania en el mundo" y las recomendaciones para futuros Asambleas de Ciudadanos a nivel federal.

Los institutos, que han estudiado científicamente el papel de Alemania en el mundo desde su creación hasta su seguimiento, concluyen "que la Asamblea representa un procedimiento adecuado para la participación cooperativa y constructiva de los ciudadanos a nivel federal, siempre que se cumplan una serie de condiciones". Entre las condiciones mencionadas están los estrechos vínculos con la política y las administraciones especializadas correspondientes ("incrustación institucional"), la composición de los participantes mediante sorteo y la elaboración de controversias y dilemas ("alta diversidad de opiniones"), la participación de expertos y afectados que transmiten un tema de forma generalmente comprensible ("participación adecuada de expertos") y una moderación inclusiva, estructurada y competente en cuanto al contenido ("pronunciada cultura de la deliberación").

A partir de los resultados recogidos, el equipo de evaluación presenta un folleto para los responsables políticos con recomendaciones para futuras asambleas de ciudadanos. Propone una "Unidad Organizativa para la Democracia Participativa en el Bundestag Alemán", que podría encargarse inicialmente de la aplicación, la garantía de calidad y la conexión de los procedimientos de la asamblea de ciudadanos con el parlamento. El tema debe ser políticamente relevante y explosivo, por lo que es importante elaborar referencias a la experiencia vital de la población y no definir el tema de forma demasiado amplia. Para lograr una composición lo más diversa posible de las asambleas de ciudadanos, se recomienda el "procedimiento de lotería de alcance", con el que -si es necesario- se vuelve a invitar específicamente a participar a los grupos de población menos implicados. Tanto la política como la sociedad civil deberían poder poner en marcha asambleas de ciudadanos. Para tramitar un informe ciudadano elaborado por sorteo, el equipo de evaluación señala varias vías, desde un impreso federal hasta audiencias en comisión o un debate en el pleno.

Además de la evaluación, el experto en derecho administrativo Prof. Dr. Jan Ziekow examinó el marco legal para la implementación e institucionalización de las asambleas de ciudadanos. Según este estudio, las asambleas de ciudadanos iniciados por el Parlamento podrían, en principio, regularse como un nuevo instrumento político en el reglamento del Bundestag. Las asambleas de ciudadanos iniciados por el gobierno serían posibles por ley o directiva del gobierno federal. Para las iniciativas de asambleas de ciudadanos iniciadas por la sociedad civil, Ziekow recomienda un límite de 200.000 firmas para las iniciativas no vinculantes. Según el dictamen jurídico, las iniciativas que conduzcan a la creación obligatoria de una asamblea de ciudadanos deben estar ancladas en la Constitución y contar con el apoyo de 500.000 personas.

+ Las publicaciones completas (evaluación. folleto y dictamen jurídico) y una información resumida para los medios de comunicación pueden encontrarse aquí.

Antecedentes:

La Asamblea de Ciudadanos "El papel de Alemania en el mundo" fue la segunda Asamblea de Ciudadanos de ámbito nacional en Alemania y estuvo bajo el patrocinio del Presidente del Bundestag, Wolfgang Schäuble. Surgió a petición del Bundestag y como seguimiento directo de la Asamblea de Ciudadanos de la Democracia de 2019. Fue iniciada y organizada por Mehr Demokratie en colaboración con la iniciativa EsgehtLOS. Fue presidida por Marianne Birthler.

Del 13 de enero al 20 de febrero, alrededor de 160 ciudadanos extraídos al azar de los registros de población elaboraron recomendaciones sobre cómo debería aparecer la República Federal en la escena política mundial en el futuro. Además de los resultados sustantivos, el objetivo era recoger las ideas sobre el instrumento de la Asamblea de Ciudadanos como complemento del parlamentarismo. La Asamblea de Ciudadanos fue dirigido y moderado de forma independiente por los institutos ifok, IPG y nexus. El proyecto contó con el apoyo de Robert Bosch Stiftung, Schöpflin Stiftung, Stiftung Mercator, ZEIT-Stiftung, GLS Treuhand, Open Society Foundations, la Fundación Volkswagen (evaluación) y otros donantes privados.